miércoles, 29 de julio de 2009

1.6 TÉCNICAS DE AISLAMIENTO


               



El manejo de pacientes con infecciones graves en un servicio de urgencias es un problema que se presenta con relativa frecuencia.

Las normas universales de aislamiento deben ser aplicadas desde el momento en que se identifique o se sospeche una enfermedad infecciosa que ponga en peligro de contaminación al personal y al medio hospitalario los procedimientos de aislamiento, están destinados a prevenir la diseminación de una infección confirmada o sospechosa, o de una enfermedad contagiosa de una persona a otra, no sólo para proteger los pacientes, sino también al personal de salud, los visitantes y comunidad en general.

Factores como la propia calidad del material empleado, la perfecta organización y control de lo circuitos de movilización del material desechado y sobre todo, la disciplina del personal sanitario van a influir en el resultado final de las medidas de aislamiento.

Es responsabilidad del médico tratante ordenar el aislamiento según esté indicado e informar a la enfermera jefe para poner en marcha lo aquí estipulado.


1. PROCESO ADMINISTRATIVO
La implementación de las medidas de aislamiento requiere seguir un proceso administrativo
que se desarrolla a partir del conocimiento del reporte de laboratorio por parte del médico tratante y de la enfermera jefe del servicio donde está el paciente, quienes de común acuerdo y con la asesoría del comité de infecciones, eligen el tipo de aislamiento. Se procede a informar al paciente y familiares y suministrar al personal de enfermería las instrucciones.

2. CONSIDERACIONES GENERALES
1. Las normas aquí presentadas pueden ser instauradas por las personas que tratan directamente al paciente pero si se trata de una Enfermedad de Reporte Obligatorio, se debe informar inmediatamente al Comité de Infecciones.
2. La suspensión del aislamiento debe consultarse al Comité de Infecciones.
3. La implementación de la norma implica la colocación del aviso de aislamiento y el uso de las medidas mencionadas en el documento mas adelante.
El conocimiento y mantenimiento de normas uniformes para el aislamiento de los enfermos en los hospitales son fundamentales para proteger a otros pacientes, los visitantes, los proveedores y al personal de la salud, de enfermedades infectocontagiosas.
Las recomendaciones emanadas en las precauciones estandar, las cuales se aplican para el contacto con sangre, líquidos corporales, heces, orina, vómito, esputo, lágrimas, secreciones nasales y saliva (estén o no contaminadas con sangre), piel no intacta y membranas mucosas. Se excluye el contacto con el sudor.
El objetivo de las precauciones estándares es prevenir la transmisión de microorganismos provenientes tanto de fuentes conocidas como desconocidas.


3. CARACTERÍSTICAS DE LAS PRECAUCIONES DE LOS AISLAMIENTOS
__ Las prácticas adecuadas tienen impacto epidemiológico.
__ Reconocen la importancia de todos los líquidos corporales, secreciones y excreciones, en la transmisión de microorganismos.
__ Contienen precauciones adecuadas para infecciones transmitidas por vía aérea, gotas y por contacto, vectores, vehiculo comun y las precauciones empiricas.
__ Son simples, prácticas y amigables.
__ No lesionan la integridad o autoestima del paciente.
__ Usan nuevos términos que evitan confusión con los sistemas existentes.
estas precauciones basadas en la transmisión están diseñadas para reducir el riesgo de la transmisión a través del aire, las gotas y los materiales en los hospitales.




4. PRECAUCIONES DE AISLAMIENTO BASADAS EN LAS RUTAS DE TRASMISION:
La diseminación de infecciones dentro de un hospital requiere de tres elementos
Fundamentales.
· Una fuente de microorganismos infectantes (agente).
· Un hospedero susceptible (huésped).
· Un medio de transmisión para el microorganismo (medio ambiente)


4.1.FUENTE
Las fuentes pueden ser:
· Humanas:Constituidas por pacientes, personal de la institución, visitantes, etc. Estas personas pueden tener una enfermedad aguda, estar en el período de incubación de una enfermedad, estar colonizadas, sin tener una enfermedad aparente, o ser portadoras crónicas de un agente infeccioso.
· Otras fuentes:Pueden ser la flora endógena de los pacientes, los objetos inanimados del ambiente que pueden estar contaminadas, incluyendo equipos y medicamentos
.
4.2. HUÉSPED
La resistencia de las personas a los microorganismos patógenos varía mucho.
Algunos factores del hospedero como la edad, las enfermedades subyacentes, ciertos tratamientos con antimicrobianos, corticoesteroides u otros agentes inmunosupresores, irradiación y pérdida de la primera línea de defensa causados por factores como cirugías, anestesia e introducción de catéteres, pueden volver al paciente más susceptible a la infección.


4.3. MEDIOS DE TRANSMISIÓN
Hay cinco rutas principales de transmisión a saber: contacto, gotas, aire, vehículos comunes y vectores. los vehículos comunes y los vectores se discutirán brevemente, ya que ninguno tiene un rol significativo en las infecciones nosocomiales típicas.


4.3.1.Transmisión de contacto
El modo más importante y frecuente de transmisión de infecciones nosocomiales, se divide en dos subgrupos: transmisión por contacto directo y por transmisión por contacto indirecto.
La transmisión por contacto directo involucra el contacto de una superficie corporal con otra, permitiendo la transferencia. física de microorganismos entre un huésped susceptible y una persona colonizada o infectada, tal como ocurre en el traslado de pacientes, baño diario o en la realización de otras tareas en la atención directa de los pacientes. Este tipo de transmisión puede ocurrir también entre dos pacientes, uno de los cuales actúa como fuente del microorganismo y el otro como huésped susceptible. La transmisión de contacto indirecto involucra el contacto de un huésped susceptible con un objeto intermediario contaminado, habitualmente inanimado, tales como instrumental contaminado, agujas, gasas y otros elementos de tela o las manos contaminadas que no se han lavado, así como los guantes que no se han cambiado entre pacientes


4.3.2.Transmisión por gotas
Teóricamente, es una forma de transmisión de contacto. Sin embargo, el mecanismo de transferencia de los patógenos al huésped es bastante distinto de la transmisión de contacto directa o indirecta. Las gotas son generadas desde una persona fuente durante la tos, el estornudo, el habla y durante la realización de determinados procedimientos tales como aspiración y broncoscopia. La transmisión ocurre cuando las gotas –partículas > 5µmicras– generadas por la persona infectada son propagadas a una corta distancia y son depositadas en las conjuntivas, mucosa nasal o boca del huésped. Debido a que las gotas no quedan suspendidas en el aire, no se requiere un manejo especial del aire o la ventilación.


4.3.3.Transmisión por la vía aérea
Ocurre tanto por diseminación de gotas generadas en la vía aérea –residuos particulados pequeños [menores de cinco micras] de gotas evaporadas que contienen microorganismos y que permanecen suspendidas en el aire por largos periodos de tiempo– o partículas de polvo que contienen microorganismos infectantes.
Los microorganismos transportados de esta manera pueden dispersarse ampliamente por corrientes de aire y ser inhalados por un huésped susceptible dentro de la misma habitación de distancias mayores desde un paciente fuente dependiendo de factores ambientales; por tanto, para prevenir la transmisión por la vía aérea se requieren medidas especiales de manejo del aire y la ventilación. Los microorganismos transmitidos de esta manera incluyen Mycobacterium tuberculosis y los virus de la rubéola, sarampión y varicela.


4.3.4. Transmisión por vehículos comunes
Se aplica a microorganismos transmitidos por elementos contaminados tales como alimentos, agua, medicamentos, dispositivos y equipos.


4.3.5.Transmisión por vectores
Ocurre cuando vectores –mosquitos, moscas, ratas y otros– transmiten microorganismos; esta ruta de transmisión es de menor importancia en los hospitales en la medida en que en la institución se fumigue y se haga control semestral de roedores.
Las precauciones de transmisión están diseñadas para prevenir en los hospitales la adquisición de infecciones a través de estas rutas. Debido a que los agentes y los factores del huésped son más difíciles de controlar, la interrupción de la transferencia de microorganismos se dirige primariamente a la transmisión.


5. PRECAUCIONES DE AISLAMIENTO.
El aislamiento hospitalario tiene las siguientes características: es electivo, no es invasor, es insustituible, no requiere orden médica, en él interviene todo el equipo de salud y puede ser realizado dentro del hospital y fuera de éste.


las precauciones de aislamiento están destinadas para limitar la transmisión de agentes infecciosos en el medio hospitalario, con medidas razonables y efectivas; se aplican a todos los pacientes internados independientes de su diagnóstico y presunto estado de infección. Existen tres tipos que pueden aplicarse en forma aislada o combinada y siempre en conjunto con las Precauciones Estándar.

5.1. precauciones estándar (PE): la primera y más importante se encuentran las diseñadas para el cuidado de todos los pacientes internados en la institución, independientemente de su diagnóstico y presunto estado de infección. Es la estrategia primaria para el control exitoso de infecciones nosocomiales. Precauciones estándar o habituales, sintetizan las características más destacables de las “Precauciones universales” –diseñadas para reducir el riesgo de infección por patógenos transmisibles por la sangre.
Las PE se usan en 1) sangre; 2) todos los fluidos orgánicos, secreciones y excreciones excepto el sudor, contengan o no sangre visible; 3) piel no intacta; y 4) membranas mucosas. Las PE están diseñadas para reducir el riesgo de transmisión de microorganismos de fuentes reconocidas o no de infecciones nosocomiales.

5.1.1. TÉCNICAS QUE INCLUYEN LAS PRECAUCIONES ESTÁNDAR
5.1.1.1. Lavado de manos y uso de guantes.
5.1.1.2.  Ubicación del paciente.
5.1.1.3.Transporte del paciente infectado.
5.1.1.4. Máscaras, protección respiratoria, protección ocular y mascarillas.
5.1.1.5. Artículos y equipos de cuidado del paciente.
5.1.1.6. Ropa y elementos de protección.
5.1.1.7. Sábanas y ropa.
5.1.1.8.Vajilla y utensilios de cocina.
5.1.1.9. Limpieza y aseo terminal.


5.1.1.1.el lavado de manos y uso de guantes: El lavado de manos es la medida más simple e importante para prevenir la diseminación de las infecciones intrahospitalarias.
Debe realizarse inmediatamente antes y después de evaluar un paciente, después de estar en contacto con sangre, líquidos corporales, secreciones y excreciones y equipos o artículos contaminados, e inmediatamente después de quitarse los guantes.
Además del lavado de las manos, guantes juegan un papel muy importante en la prevención de la diseminación de las infecciones. Los guantes se deben usar por tres razones importantes.
__Proporcionar una barrera protectora y previene la contaminación de las manos cuando se toca sangre, líquidos corporales, secreciones, excreciones, membranas mucosas y piel no intacta.
__Reducen la probabilidad de que los microorganismos presentes en las manos del personal de la salud pueden ser transmitidos a los pacientes durante los procedimientos invasivos o durante otros procedimientos del cuidado del paciente, en los que se tenga contacto con las membranas mucosas o con piel no intacta.
__Reducen la probabilidad de que las manos del personal, que están contaminadas con microorganismos de un paciente o un objeto, puedan transmitir estos microorganismos a otro paciente. El uso de los guantes no reemplaza la necesidad del lavado de las manos. Los guantes pueden tener pequeños defectos no visibles o desgarrarse durante su uso. Las manos pueden contaminarse durante la remoción de los guantes. Siempre se deben lavar las manos después de retirar los guantes. Las fallas en el cambio de guantes entre paciente y paciente son un peligro en el control de la infección.


5.1.1.2. Ubicación del paciente: Cuando sea posible, los pacientes con microorganismos altamente transmisibles o epidemiológicamente importantes se deben ubicar en una habitación individual, con lavamanos y sanitario individual, reduciendo las oportunidades para la transmisión de microorganismos. También es importante una habitación individual cuando el paciente tenga hábitos higiénicos pobres, contamine el ambiente, o no se pueda esperar de él la colaboración necesaria para prevenir o limitar la transmisión de microorganismos. Por ejemplo, niños o pacientes con función
mental alterada. Cuando no es posible tener una habitación individual, los pacientes infectados se deben ubicar con compañeros de habitación apropiados, en lo posible con la misma entidad.
Los pacientes infectados con el mismo microorganismo pueden compartir la misma habitación. Cuando un paciente infectado tiene que compartir habitación con uno no infectado es muy importante que los pacientes, el personal y los visitantes tomen las precauciones necesarias para prevenir la diseminación de la infección. La selección de los compañeros debe hacerse en forma cuidadosa.


5.1.1.3. Transporte de pacientes infectados: Limitar los movimientos y transporte de un paciente infectado con un microorganismo virulento o epidemiológicamente importante y asegurar que dicho paciente abandone su habitación únicamente para propósitos esenciales; de esta forma se reducen las oportunidades para la transmisión de microorganismos en los hospitales. Cuando el transporte del paciente es necesario es importante que tenga barreras apropiadas; que el personal en el área a la cual se dirige el paciente conozca qué precauciones se deben usar para reducir el riesgo de transmisión de microorganismos infectantes y además los pacientes deben ser informados de las vías por las cuales ellos pueden transmitir la infección a otros.
5.1.1.4. Mascaras, protección respiratoria, protección ocular y mascarillas: Durante los procedimientos y actividades del cuidado del paciente que puedan generar salpicaduras o esparcimiento de sangre, líquidos corporales, secreciones, o excreciones se deben utilizar una mascarilla que cubra la nariz y la boca, unas gafas para proteger los ojos y una careta que cubra toda la cara para proteger las membranas mucosas (si usa careta, no necesita gafas). Se debe tener cuidado especial en usar las mascarillas en la atención de pacientes a los que se les sospeche o tengan tuberculosis ya comprobada.


5.1.1.5. Batas y ropa protectora: El uso de la blusa previene la contaminación personal con sangre y líquidos corporales. Éstas deben ser impermeables, cubrir tanto los brazos como las piernas e incluso los zapatos.


5.1.1.5. Artículos y equipos para el cuidado de los pacientes: En pacientes que estén sometidos a aislamiento los equipos desechables deben ser descartados en bolsa roja y sellarse antes de salir de la habitación. Los equipos que no sean desechables deben ser esterilizados o desinfectados después de su uso.


5.1.1.6. Sábanas y ropa de cama: A pesar de que las sábanas sucias pueden estar contaminadas con microorganismos patógenos, el riesgo de transmisión de enfermedad por medio de ellas es muy bajo, si se manipulan, transportan y lavan de forma que se evite la transferencia de microorganismos a los pacientes, los trabajadores de la salud y el medio ambiente.


5.1.1.7. Vajilla y utensilios que contienen los alimentos: No se necesitan precauciones especiales para las vajillas, los vasos o utensilios de comida. Tanto los platos y los utensilios desechables como reusables se pueden usar en pacientes con aislamiento. La combinación de agua caliente y detergentes usados en los lavaplatos de los hospitales es suficiente para descontaminar las vajillas, los vasos o los cubiertos.



5.1.1.8. Limpieza rutinaria y aseo terminal: La habitación o cubículo donde se alojan pacientes bajo “Precauciones basadas en la transmisión” se limpia de la misma manera que se hace con los pacientes bajo “Precauciones estándar”, excepto que el microorganismo infectante y el grado de contaminación del medio ambiente indiquen que se necesita un tipo de limpieza especial. Además de una limpieza meticulosa, se requiere desinfección del equipo que rodea al enfermo –barandas de camas, mesas de comer, muebles, picaportes y grifos– en casos de patógenos especiales, particularmente Enterococcus spp., que pueden sobrevivir en el ambiente inanimado por periodos de tiempo prolongado. Los pacientes que se internan en la misma habitación que otros que han sufrido infecciones por estos patógenos tienen un riesgo incrementado de infección si el medio ambiente y equipo que rodea la cama no se limpia y desinfecta adecuadamente.

5.2. precauciones basadas en la transmisión (PBT): diseñado para el cuidado de algunos pacientes específicos. Estas Precauciones son para pacientes infectados o sospechosos de estarlo con patógenos epidemiológicamente importantes que se transmiten por la vía aérea, “gotas” o contacto con la piel seca o superficies contaminadas.
el “Aislamiento de sustancias corporales” –diseñadas para reducir el riesgo de transmisión de patógenos desde las sustancias orgánicas húmedas– y se aplican a todos los pacientes internados independiente de su diagnóstico y presunto estado de infección.

categorías de aislamiento: 

5.2.1. precauciones respiratorias o aéreas.
5.2.2. precauciones de gotas.
5.2.3. precauciones de contacto.


5.2.1. PRECAUCIONES RESPIRATORIAS O AÉREAS

Precauciones estándar: seguir las indicaciones de este tipo de aislamiento.


Las precauciones para la transmisión de microorganismos por vía aérea buscan
evitar la transmisión de partículas menores o iguales a 5 micras, que pueden permanecer suspendidas en el aire por períodos prolongados y que pueden ser inhaladas por individuos susceptibles. Las medidas recomendadas son:
· Habitación individual (en condiciones ideales con presión negativa, seis recambios de aire mínimos por hora, filtración del aire a la salida del cuarto y doble puerta a la entrada de la habitación)
· Mantener la puerta del cuarto siempre cerrada.
· Uso de mascarilla de alta eficiencia (N95, 95 % de eficiencia).
· Cuando es necesario sacar el paciente del cuarto debe ir con mascarilla Quirúrgica.
· Para el contacto con pacientes con varicela se indica el uso de guantes y bata.
· Limitar el transporte y la movilización de los pacientes de su habitación a motivos esenciales.
· Si es necesario transportarlos movilizarlos, minimizar la dispersión de los núcleos de gotas colocándoles mascarillas.
· Restricción de visitas: Restringir el horario para visitantes sin exposición previa, embarazadas y niños, e implementar las mismas medidas de protección que con personal.

Indicaciones:
-Varicela.
-Herpes zoster diseminado (dos o más dermatomas).
-Sarampión (no se requiere confirmación, solo la sospecha).
-Viruela y viruela del mico (sospecha es suficiente).
-Tuberculosis pulmonar o laríngea (sospecha es suficiente). Sospeche tuberculosis pulmonar en pacientes que tengan neumonía y tengan un infiltrado en lóbulo superior o que tengan síntomas respiratorios de más de dos semanas de duración. Además sospeche tuberculosis en todo paciente VIH-positivo con neumonía o tos productiva, sin importar la localización o la severidad de los infiltrados.
-Fiebres hemorrágicas virales (sospecha es suficiente).
-SARS (sospecha es suficiente).

Control ambiental:
-Idealmente el cuarto debe tener ventilación de presión negativa (presión del cuarto menor que presión en pasillos y otras áreas de la clínica), y el sistema de ventilación debe permitir 6-12 recambios aéreos por hora. El aire extraído del cuarto debe salir por áreas estratégicas acordadas con ingeniería para evitar contacto con la gente y para evitar su recirculación dentro de la clínica, o como alternativa, el aire debe ser filtrado con filtros de alta eficiencia antes de que salga o pueda re-circular. De no ser posible esto, el paciente debe portar a todo momento que sea posible máscara quirúrgica, y el cuarto debe ser ventilado manteniendo las ventanas abiertas el mayor tiempo
posible e idealmente debe colocarse un ventilador en el cuarto del paciente que ayude a fluir el aire de la puerta del paciente hacia la ventana abierta. La puerta del paciente debe permanecer cerrada.
-La limpieza del cuarto del paciente debe ser rutinaria. No es necesario limpiar diariamente paredes, cortinas, persianas, etc., a no ser que estén visiblemente sucios. Los equipos dentro del cuarto deben ser limpiados con un desinfectante apropiado. El personal auxiliar de L&D debe utilizar máscaras N95 en presencia del paciente.


Criterios para suspender aislamiento respiratorio:
-La suspensión del aislamiento respiratorio debe ser avalada por el Comité de Vigilancia Epidemiológica
-Tuberculosis: el paciente debe haber sido tratado por lo menos por dos semanas con medicamentos apropiados y debe estar presentando mejoría clínica indudable.
-Otras condiciones descritas en “indicaciones”: consulte tempranamente al comité de vigilancia epidemiológica



5.2.3. PRECAUCIONES RESPIRATORIA POR GOTAS.
Precauciones estándar: seguir las indicaciones de este tipo de aislamiento.
Están indicadas para evitar la transmisión por partículas mayores de 5 micras, generadas durante la tos, estornudo o realización de procedimientos (succiones y broncoscopias), cuando se está a una distancia menor de 90 cm. Estas partículas Se pueden depositar en la conjuntiva, en la mucosa nasal o bucal.

Las medidas recomendadas son:
· Habitación individual. De no ser posible, tener una separación al menos de
90 cm entre una cama y otra. Los pacientes con igual germen pueden compartir la misma habitación.
· Uso de mascarilla quirúrgica (de tela)
· Si es necesario movilizar el paciente, ponerle mascarilla quirúrgica.


Control ambiental:
-Limpieza rutinaria del cuarto del paciente. No es necesario limpiar diariamente paredes, cortinas, persianas, etc., a no ser que estén visiblemente sucios. Los equipos dentro del cuarto deben ser limpiados con un desinfectante apropiado. Los auxiliares de L&D deben utilizar máscara quirúrgica si estarán a menos de 3 pies (1metro) de distancia del paciente. Al realizar limpieza terminal una vez el paciente ha sido dado de alta, no es necesario que el personal auxiliar de L&D utilice máscara.
-Los equipos y objetos deben ser desinfectados con un desinfectante apropiado antes de ser utilizados en otro paciente.

indicaciones:
-Sospecha o confirmación de enfermedad invasiva (especialmente meningitis) por Neisseria meningitidis. Pacientes con diagnóstico de posible meningitis bacteriana deben
por lo tanto ser colocados en AISLAMIENTO DE GOTAS. Además deben aislarse pacientes que se presenten con brote cutáneo de tipo petequial o equimótico que no tengan una explicación, ante la posibilidad de N. meningitidis.
-Difteria faríngea.
-Plaga neumónica (Neumonía por Yersinia pestis).
-Neumonía, escarlatina, y faringitis por Streptococcus pyogenes (Beta-hemolítico del grupo A) en lactantes y niños.
-Pertusis (Tos ferina). Pacientes con tos paroxística o severa y persistente deben considerarse para aislamiento de gotas cuando se sospecha o se haya documentado actividad de tos ferina en la comunidad.
-Epiglotitis, meningitis, o neumonía por Haemophilus influenzae.
-Influenza (virus de la gripe).
-Parotiditis (Paperas).
-Adenovirus.
-Encefalitis equina venezolana.
-Rubéola. Deben aislarse pacientes que requieran hospitalización que tengan un brote maculopapular con síntomas respiratorios y fiebre sin explicación establecida ante la
posibilidad de rubéola.
-SARS.
-Parvovirus B19.


Criterios para suspender aislamiento de gotas.
-La suspensión de aislamiento de gotas debe ser aprobada por el Comité de Vigilancia  Epidemiológica.
-Neisseria meningitidis y Haemophilus influenzae y faringitis/neumonía por Streptococcus pyogenes (Beta-hemolítico del grupo A) después de 24 horas de iniciar antibióticos apropiados.
-Plaga neumónica (neumonía por Yersinia pestis): 72 horas después de iniciados antibióticos apropiados.
-Pertusis (Tos ferina): 5 días después de iniciados antibióticos apropiados.
-Influenza (virus de la gripe): hasta que se resuelva la enfermedad.
-Difteria faríngea: hasta que cultivo sea negativo en ausencia de antibióticos.
-Parotiditis (paperas): 9 días después de iniciada la inflamación de las parótidas.
-Adenovirus: hasta resolución de la enfermedad.
-Encefalitis equina venezolana: hasta resolución de la enfermedad.
-Rubéola: 7 días después del inicio del brote cutáneo.
-Parvovirus B19: hasta que el paciente sea dado de alta en infección crónica en paciente inmunocomprometido, o después de 7 días en pacientes con crisis aplástica o de línea roja.

5.4. PRECAUCIONES POR CONTACTO
Precauciones estándar: seguir las indicaciones de este tipo de aislamiento
El contacto es el modo de transmisión más importante y frecuente de las Infecciones en los hospitales. Puede ser: directo, persona a persona (trabajador de la salud – paciente – paciente); o indirecto, a través del contacto con objetos inanimados como guantes, ropa y otros.

Las medidas recomendadas son:
·Debe utilizarse cuarto privado.
-Es necesario colocar la señal informativa del caso (“AISLAMIENTO DE CONTACTO”) en la parte externa de la puerta del paciente inmediatamente que el paciente llegue al cuarto o tan pronto que se sepa que el paciente tiene una indicación.
-Debe realizarse lavado de manos y utilizar EPP siguiendo las precauciones estándar.
-Además de lo dictado por las precauciones estándar, se deben utilizar guantes si se anticipa contacto con el paciente o el ambiente en el cuarto del paciente. Cambie de guantes una vez éstos hayan sido contaminados con secreciones o excretas que puedan contener cantidades significativas del microorganismo (secreciones de heridas o úlceras, materia fecal). Remuévase los guantes antes de abandonar el cuarto del paciente y lávese las manos. Evite tocar superficies del cuarto del paciente una vez se haya removido los guantes (excepto para el lavado de manos).
-Además de lo dictado por las precauciones estándar, utilice una bata apropiada (impermeable) cuando entre al cuarto del paciente si anticipa contacto con el paciente, el ambiente (superficies) u objetos en el cuarto del paciente. Si el paciente con las indicaciones descritas es incontinente, tiene diarrea o heridas no contenidas, emplee una bata para ingresar al cuarto. Retírese la bata antes de salir del cuarto. Después de retirada la bata, evite contacto de su cuerpo o ropa con objetos o superficies del cuarto.
-En las unidades de cuidado intensivo, la bata y los guantes deben colocarse antes de entrar al cuarto del paciente y deben retirarse antes de salir del cuarto del paciente.
-Como precaución especial de lavado de manos, se recomienda no tocar ninguna superficie del cuarto del paciente. Para eso se recomiendo lavarse las manos dentro de la habitación del paciente, y cerrar la llave con una toalla de papel, y además abrir la puerta del cuarto del paciente para salir con una toalla de papel.
-Debe limitarse el movimiento del paciente únicamente a sitios esenciales. Si el paciente sale del cuarto para ser transportado o para terapia física, asegure que las precauciones se mantengan para minimizar el riesgo de contaminar otros pacientes, superficies ambientales u objetos (utilizar ropas, batas, sábanas, etc., que eviten el contacto directo del paciente con cualquier superficie diferente).
-Si familiares del paciente van a tener contacto con elementos fuera del cuarto del paciente,  mientras permanezcan en el cuarto deben usar bata y guantes si van a intervenir en acciones como baño del paciente. De lo contrario, deben cumplir con el requisito estricto de lavado de manos antes de salir del cuarto del paciente (enseñe a los familiares el lavado rutinario de manos).

Control ambiental:
Debe realizarse limpieza diaria del cuarto del paciente. Esta labor debe ser realizada por el personal auxiliar de L&D y usando guantes y bata (Ver procedimiento « Lavado Rutinario de Areas» ) . Una vez el paciente ha sido dado de alta, la limpieza del cuarto del paciente debe hacerse con un desinfectante apropiado. El personal auxiliar de L&D que realice este tipo de labores debe utilizar bata y guantes (Ver procedimiento Lavado Terminal de Areas.).
-Utilice, en la medida de lo posible, equipo para examen y toma de signos vitales que sea solo para uso del paciente (no para compartir con otros pacientes de la clínica).
Si esto no es posible, el equipo debe desinfectarse antes de ser utilizado en otro paciente.
-La historia clínica del paciente no debe entrar al cuarto del paciente. Cuando la historia requiera ser transportada con el paciente, ésta debe ser colocada en una bolsa plástica, o envuelta en sábanas limpias.


Indicaciones:
-Infección o colonización con Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA).
-Infección o colonización por bacilos gram-negativos multi-resistentes: definidos como bacilos gram negativos con resistencia a dos o más familias de antibióticos
(aminoglicósidos, cefalosporinas, quinolonas, carbapenémicos).
-Infecciones por Virus Sincitial Respiratorio, Parainfluenza, o Enterovirus en lactantes y niños. Debe aislarse presuntivamente a lactantes y niños con síndromes respiratorios sugestivos de bronquiolitis o croup.
-Pacientes con gastroenteritis causada por o ante alta sospecha de ser causada por Clostridium difficile, Escherichia coli, Rotavirus, o Shigella o Hepatitis A, cuando el paciente sea incontinente o requiera pañal. Inicie aislamiento de contacto cuando el paciente se presente con diarrea y sea incontinente o necesite pañal.
-Querato conjuntivitis por Adenovirus confirmada.
-Fiebres hemorrágicas virales (Ebola, Lassa, Marburg) - sospecha es suficiente.
-Rubéola congénita.
-Ciertas infecciones cutáneas y de anexos:
- Difteria cutánea.
- Varicela.
- Herpes simple diseminado o herpes neonatal.
- Herpes zoster.
- Abscesos, celulitis abiertas y úlceras de presión que no puedan ser cubiertas completamente y contenidas con apósitos.
- Viruela y viruela del mico.
- Escabiosis (sarna).
- Pediculosis (piojos).


Criterios para suspender aislamiento de contacto:
La suspensión de aislamientos de contacto debe ser avalada por el Comité de Vigilancia Epidemiológica.
MRSA: el aislamiento debe mantenerse hasta que el paciente sea dado de alta o hasta que se documente eliminación de la colonización (tres cultivos seriados negativos para MRSA de ambas fosas nasales, y axila, y heridas si las hay, tomados con por lo menos 24 horas de diferencia). No se debe considerar hacer cultivos para descontinuar este aislamiento antes de 72 horas posteriores a haber terminado tratamiento para MRSA en los casos de infección (los antibióticos pueden inhibir el crecimiento bacteriano, sin que necesariamente signifique que la colonización se ha resuelto). Contacte al grupo de vigilancia epidemiológica para asistencia a este respecto.
Bacilos gram-negativos multiresistentes: el aislamiento debe mantenerse hasta que el paciente sea dado de alta o hasta que se documente eliminación de la colonización (dos cultivos seriados negativos para el bacilo gram-negativo tomados del sitio original de donde se aisló y de heridas si las hay, y de secreciones respiratorias si las hay). Contacte al grupo de vigilancia epidemiológica para asistencia a este respecto.
Adenovirus: hasta resolución de la enfermedad.
Virus Sincitial Respiratorio: hasta resolución de la enfermedad.
Heridas, abscesos, celulitis y úlceras: hasta que el drenaje pueda contenerse por apósitos o hasta que dejen de drenar.
Difteria cutánea: hasta que se resuelva la enfermedad.
Herpes simple neonatal o diseminado, varicela y herpes zoster: hasta que todas las lesiones están en fase de costra.
Viruela y viruela del mico: hasta la resolución de la enfermedad.
Diarreas causadas por C. Difficile, Hepatitis A, E. coli, Rotavirus, o Shigella: hasta resolución de la diarrea.
Fiebres hemorrágicas virales (Ebola, Lassa, Marburg): hasta la resolución de la enfermedad.
Rubéola congénita: por la duración de la enfermedad.
Escabiosis y Pediculosis: 24 horas después de haber administrado tratamiento apropiado.

OTRAS PRECAUCIONES EN EL MANEJO DEL PACIENTE AISLADO
Los pacientes con TÉTANOS  deben estar aislados de estímulos luminosos y del ruido con el fin de controlar el desarrollo de contracturas


6. RECOMENDACIONES PARA EL INGRESO A SALAS DE INFECTO DE AISLAMIENTO Y/O DE COHORTIZACIÓN

OBJETIVO:
Agilizar el proceso de inducción para personal, estudiantes y visitantes que requieran ingresar a estas áreas, facilitando el manejo del paciente infectado con microorganismo multiresistente o en aislamiento.

GENERALIDADES:
Las áreas de pacientes infectados o de aislamiento ofrecen un mayor riesgo de
contaminación biológica para los mismos pacientes.

MEDIDAS GENERALES:
Se requiere de un área restringida, con el mínimo flujo de personas, con adecuada ventilación e iluminación.

RECOMENDACIONES:
Una sola persona por paciente como visitante.
En lo posible ubicación individual de cada paciente.
El personal asignado a esta área sólo tendrá esta asignación durante el turno.
Se debe realizar desinfección del área una vez por semana y cada vez que ingrese o egrese un paciente.
Los equipos y materiales son específicos del área y NO pueden ser intercambiados con otras áreas. Ojalá mantener el mínimo de equipos.
Los elementos de aseo son exclusivos para esta sala.
Los desechos y ropas del área son manejados como contaminados y siempre deben salir en bolsas rojas bien cerradas.



     


actualizado 22 de enero  2014 Consuelo Cardozo l.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada